domingo, 19 de agosto de 2007

Comunidades de Intereses (I) Dime a qué comunidad virtual perteneces y te diré quien eres

Hola, me llamo Ritz y soy adicta a Internet.

Al principio le tenía pánico a esto de “navegar” a través de la insondable información en Internet que va a un ritmo vertiginoso en la WWW. Dándome trancazos aprendí a hacer búsquedas efectivas y a distinguir la “paja” del contenido que me interesa. Poco a poco fui marcando “favoritos”. Después terminé utilizando el medio en sí como fuente académica y laboral, pero todavía se trataba de un uso muy preciso y puntual, es decir, todavía tenía una vida “on pluged”. Pero ya no.

Mi primera comunidad virtual en serio fue Messenger, imprescindible herramienta de intercomunicación que se queda con mi preferencia, debe ser por la antigüedad, porque el grueso de mis contactos está allí y porque yo padezco de eso que se llama “identificación con la marca”. Aunque siempre tengo “on line” mis mensajerías instantáneas de Yahoo! o GTalk.

Por supuesto uso las cuentas de búsquedas de empleo como cvfuturo.com, empleate.com, bumeran.com y trabajando.com. Pero no son sociales porque carecen de la interconexión directa con otros.

Luego llegó el Windows Live Spaces. Pasé varios fines de semana escaneando fotos de mi paso por la vida para incluirlas en mis álbumes, porque la idea de congelar el tiempo y sostener una proximidad con mis amigos y familiares más allá de la distancia me hechizó. A Live Spaces le llamo mi privada capsula del tiempo y lo uso como una especie de blog de notas, siempre en construcción, pero cerrada al público general… que no se diga que no empecé con timidez.

Todavía estaba muy lejos de concientizar que las cuentas en las redes sociales son una especie de página Web personal, porque pensaba que eso era privilegio diseñadores y programadores.

Ni qué decir que cada cuenta de estas es una tarjeta de presentación personal que hoy día son consideradas a la hora de aplicar en un empleo o negocio, ¿o qué crees que para como está Internet no “googlean” tu nombre a ver qué aparece?, así que mosca con las fotos de esa vez fumando un porro, o con el manifiesto a favor de zoofilia. Sin entrar en la paranoia regional de corte sociopolítica de si eres chavis u opos.

Cuando terminé la titánica tarea de actualizar y condensar algo como 25 años de vida en un espacio virtual al acceso de mis allegados más íntimos, me di por desintoxicada. Pero ni cerca estaba.

Llegó el hi5 Who´s in? Comunidad a la que no le puse mucha atención, digamos que abrí la cuenta le puse algo y pasé de bajo perfil a tenerla hyperpimpeada.

No estaba preparada para eso de retomar una amistad que quedó en el Kinder o en antiguos empleos y conocer a los amigos de mis amigos, porque soy de esa vieja escuela de la que le dedica su buen tiempo a los amigos y con los que tengo estoy a manos llenas. Ni qué decir que mi interés está muy alejado de encontrar pareja ni muchos menos que la ex novia de mi pareja nos acose por ese medio ¡y no poderla bloquear porque es amiga de uno de mis amigos íntimos! Todo tiene sus bemoles y ni en Internet se puede evitar a los indeseables.

Luego vino la desilusión: hi5 no ofrece ningún tipo de privacidad ni protección, entonces uno se lo piensa mejor cuando se va a revelar al ciberespacio metafóricamente como Dios te mandó al mundo. Así que, esa cuenta fue cerrada por irrespetar mi derecho a decidir quién husmea y quién no.

Lo del perfil en todas las cuentas son un suplicio. A mi me resulta bastante difícil eso de definir quién soy, qué libros me gustan, qué música me gusta, qué películas me gustan etc… porque digamos que esos casos no están “cerrados” conmigo… que van mutando y evolucionando, así que crear un “perfil” me parece algo muy difícil y poco verídico, por lo tanto hay que ser responsable y consistente y estar actualizándolo todo el tiempo. Sin embargo, el esfuerzo me ha ayuda a autoconocerme mejor.

Todavía no tenía intenciones de asumir mi parte activa en la teoría social de “los seis grados de separación” o en criollo “el mundo es una caraota y todos estamos en la parte blanca”. En esa misma onda una amiga dice que somos 50 protagonistas y los demás son extras ¿estas preparado para conocer a todos los extras? Con sólo unos diez contactos en una comunidad virtual en el círculo “íntimo”, se tiene acceso a más de 40.000 contactos de tercer nivel (amigos de mis amigos).

La teoría de los seis grados de separación postula grosso modo que esa es la distancia que separa la posibilidad de que una persona conozca a otra. Distancia es lo único que impide que tengamos nuevos conocidos y “proximidad” virtual es lo que ofrecen las redes sociales.

¡Proximidad un cuerno! ¿A qué no haz visitado leído y jorungado los perfiles de todos tus contactos en al menos una de tus redes sociales? ¿A que no les escribes entradas y comentarios? Esa es la trampa, no es calidad es cantidad. Y yo me opongo pero en el camino me estoy desgastando porque se esta volviendo prácticamente inhumano atender tanto contacto.

De un año para acá – si, sé que llegué unos seis años más tarde –, la actitud “2.0” de colaboración, información, servicio y desarrollo independiente ha pasado a ser parte fundamental en mí día a día.

Por ejemplo, con las búsquedas, consultas, compras y recomendaciones de Amazon, todo un mundo nuevo para mí al que llegué este 2007. Comencé ha realizar reseñas, en castellano, de los productos que adquiría… y me gustó eso de buscar algo y que otra persona también lo encuentre gracias a mi y viceversa a la N al cubo. Desde entonces le dedico un porcentaje de mi tiempo diario ha chequear novedades en Amazon, ha organizar mis “Wish List” y ha reseñar productos. No sé, pero me siento increíblemente útil con esto – el primer paso sería aceptarlo, lo sé –.

Por exigencia laboral tuve que abrir mi cuenta en MySpace para poder acceder a la información de las cuentas de personajes famosos, artistas, grupos de música, etc. La cuenta en MySpace te ofrece la posibilidad de hacer privado tu perfil y entre otras bondades MySpace ofrece un alto grado de personalización del perfil, así que me picó el gusanito otra vez. Pasé unas 48 horas seguidas enchulando la apariencia de mi cuenta y hasta tomé un curso de diseño Web y html para mejorarla. Maníaco compulsiva le dicen a eso.

Cuánto aprecio la posibilidad de estar “en contacto” con mis ídolos, los autores, los cineastas, los músicos, aunque haya que estar verificando si el perfil no fue creado por un fan loco copicat. Cuánto talento hay en MySpace, cuánta banda o grupo de música, cuánto artista visual o plástico ¡Qué delirio y qué delicia!

En MySpace también hay bastante pornosoft y una enfermiza necesidad de que le hagas “Add” a todo el mundo, sospechosamente todo el mundo quiere que seas su amigo ¡Qué locura!

Luego descubrí por qué, resulta que en este mundo que vive cambiando, yo soy escéptica en cuánto a si para bien o para mal, tener más amigos en tu red social te da un mayor “status” y genera fama instantánea, e injustificada, al mejor estilo de Tila Tequila, engendro que envía sus productos pornosofts a sus amigos, ya se sabe por qué tiene tantos, y que ha sido entrevistada por varios talk show norteamericanos por este motivo: tener muchos amigos. El sueño hecho realidad de Roberto Carlo.

En MySpace probé por primera vez esto del “blog”, una probadita a ver que tal… y terminé colgando artículos una vez por semana y obsesionada con las visitas y los puntos y los comentarios y…. eso sí de cada cosa que ponía la colgaba también en mi Live Space y en mi hi5! Porque soy un usuario responsable que no anda creando cuentas y dejándolas huérfanas en el ciberespacio. Creo que aplicar un poco protección ambiental a la Web también es importante.

Algunos de mis amigos y compañeros empezaron a mostrarme que eran “bloggers” y lee esto, y revisa aquello, y pásate por este “link”. Yo que no soy de las que se reservan comencé a comentar y ha involucrarme. No tardó mucho para que abriera esta cuenta, pero si he tardado mucho en crear ésta entrada, la primera.

Pero antes de estrenar, éste mi blog, recorrí mucho más camino en redes sociales como tagged.com, como Goodreads que es lo máximo porque es una red social de lectores que ingresan los libros que han leído que quieren leer y agregan sus propias reseñas; otra comunidad de lectores, escritores y demás ratones de biblioteca es Bookcrossing, todavía no he ingresado oficialmente, pero por lo que vi es vergataria!

En la cúspide de mi enfermedad por las redes sociales está, hasta nuevo aviso, Facebook. Facebook ofrece a sus usuarios dos cosas diferentes que no tenian las demás redes: sus usuarios pueden construir aplicaciones (acuarios, hombres lobos, jardines, test, etc) y ponerlas al alcance de todos los demás; y si tienes cuentas en otras aplicaciones externas, como Flixter o Goodreads, puedes incluirla en tu perfil de facebook, ¿pa´qué más?

Facebook me ha robado lujosas horas de entretenimiento y dedicación con sus aplicaciones lúdicas y adictivas: tengo un tamagochi, tengo un zombie, tengo una pared para graffiti, tengo notas adhesivas, tengo una pecera, tengo un universo, tengo un ranking de cine y de televisión…. ¡no tengo vida social porque las redes sociales acabaron con ella!

Otros ejemplos de redes sociales exitosas son Friendster, Flickrs, ya en castellano, para fotógrafos aficionados o profesionales, YouTube para los que viven en video, también con su versión en castellano. Flixter para compartir y comparar tu gusto por el séptimo arte. Pero el plus es Cinevip, que reúne todas las características anteriores y es un sitio para difundir trabajos cinematográficos y encontrar proyectos y patrocinio. ¡Sé que muchos agradecen este datazo!

Para los que viven en audio, Last.fm es una red social en español dedicada exclusivamente a la música. StumbleUpon que sería como un neurisma para mí porque su función es mostrar sitios en Internet interesantes, ¡ni de vaina me le acerco! O del.icio.us, que sirve para organizar los sitios favoritos, ver, compartir y enviarselos a otras personas.

Las redes sociales comerciales, profesionales y de negocios como LinkedIn, Neurona en castellano, o la red eConozco que te permiten crear un currículum vitae personalizado, y contactar con amigos, compañeros, y ex-compañeros de empresa, compañeros de universidad, etc para crear una "red profesional". Esto si es darle un uso monetariamente productivo al asunto de los seis grados de separación.

Redes sociales para trotamundos como Hopitalyticlub.com, CouchSurfing o Travellerspoint para obtener hospedaje o alojamiento gratis en cualquier parte del mundo, con reseñas de los hospedantes y de los visitantes; con guías de viaje, fotografías y blogs.

También hay redes sociales bizarras como GoPets, sobre mascotas ¡Diox me libre de ingresar a ella! O sobre muñecas virtuales como The Doll Palace, ¡me abstengo que comentar lo que pienso de esta red social! ¡Yo creo en la libertad!

Hay redes sociales que se manejan desde el celular para responder la sencilla pregunta “¿Qué estas haciendo?” como Twitter, o el sitio venezolano movidablog.

Redes sociales en 3D para llevar otra vida, o tener una vida simplemente para muchos, conocidas como metaversos como Second Life, en la que se maneja dinero de verdad, hay comercialización de productos, conciertos de bandas exitosas, franquicias de marcas reconocidas, terrorismo en protesta del consumismo y evangelización de la palabra del Señor… todo lo cochino del mundo real como para no extrañarlo. Por este estilo también está IMVU, y demás mundos sostenidos. Para los más deshinibidos está RedligthCenter un distrito de puro sexo drogas y más sexo virtual.

El colmo: una red social del Jet Set, es decir la elitista A Small World, en la que sólo pueden estar los más ricos e importantes y sólo se entra por invitación ¡Su madre!

Actualmente están probando la versión beta de Mash, la apuesta por las redes sociales de Yahoo! después de fracasar con Yahoo! 360º y My Web 2.0. que pretende fusilarse todos los aspectos de ganadores de las redes sociales ya posicionadas, como MySpace y Facebook.

Sé que dejo por fuera muchos sitios y que no mencioné a Wikipedia que es mi lugar de consulta número uno por excelencia, dicen que en inglés es muchísimo mejor que en castellano.

No creo que a estas alturas tenga que adjetivar las proporciones que ha alcanzado mi adicción a Internet, el tiempo que me toma y la atención que seriamente le presto. Mi gran problema, o virtud, es la curiosidad. Siento placer en probar lo nuevo, y estoy obsesionada con la información y la idea de compartirla.

Este blog tiene pues la intención de exteriorizar, organizar, compartir e inmortalizar esto y todo lo demás que puede caracterizarme por cierto periodo hasta que paso a lo siguiente.Espero que tu tiempo haya valido la pena, y que vuelvas a posar tus ojos lectores en esta dirección del ciberespacio.

7 comentarios:

Israel Calzadilla dijo...

Las comunidades virtuales se han vuelto un requisito fundamental para sociabilizar, como un elemento más en tu curriculum vitae. Es imposible vivir sin ellas, pero ser parte de las mismas agota mi afición en tiempo record debido a la alta proliferación que han alcanzado, pareciera que nunca vas a terminar de llenarlas cuando aparece una nueva que esta mejor que la otra, una evolución sobre otra, un vicio que alimenta otro vicio, sin fin.

Yimmi dijo...

En mi humilde opinión y siguiendo el esquema dialéctico, creo que estamos viviendo en plena antítesis. Si lo vemos desde el punto de vista paradigmático, andamos en plena etapa de crisis del sistema actual.
Soy de los que espera estar vivo cuando los mass media terminen de morir y surga la comunicación dialógica de la mano de internet.
Soy un poco más positivo que tú en la visión del futuro. Los Comunicadores seremos, en el peor de los casos, los encargados de clasificar los millones de Terabites de información que actualmente se esparcen de forma caótica por toda la Internet. En el mejor de los casos seremos los filósofos del futuro.
Seguirán surgiendo nuevas comunidades, y nuestros hijos seràn los encargados de disfrutar de las sobrevivientes. Ya vivimos algo similar con el primer boom de Internet... cuántas páginas de la "vieja escuela" aún existen?
Bienvenida a la blogosfera estimada Ritz.

krina dijo...

El granito de arena para añadir: mi hijo Alan dijo una vez que estamos viviendo en la época de input data. Nuestros hijos tal vez sabrán qué hacer con ella (el data, digo) Menuda tarea tendrán...

krina dijo...

y fíjate: logré entrara a la primera!!!!!

Tril dijo...

Bueno, que decir, para mi todo esto seguirà siendo una novedad y una parte no tan secreta mia me hace desear no sucumbir al los "encantos" de internet. Lo siento mis estimados amigos, pero para mi no hay màs dulce placer que sentarme a tomarme un cafè y hablar paja con mis amigos de carne y hueso. Aùn nada en red hara que reduzcan mis alergias al polvo por mi afàn de lo fìsico y tangible o el aroma a libro nuevo en aquello de ir a los extremos. Tal vez mi empeño de no dejarme encantar por la red se realimente en navegar cada muerte de papa y el no tener Internet en mi casa, aunque estoy conciente que, al igual que el inglès, Internet es un mal necesario y cada dìa lo serà màs. Respeto a todos aquellos que se han "adictisado" a la red, yo aùn opongo resistencia, lo que no se es cuanto durarà...

Anónimo dijo...

Disfruté mucho este post. Eres toda una psyco, cuando quieres saber algo te obsesionas, y yo que creí que era maniático. Toñueladre. Sigue así ansío leer más de ti. Adoro los datos y tu estilo q vuela sobre el teclado, ya tengo ganas de hacer muchas de las cosas q comentas.

Un beso
Marlow

Indiferencia dijo...

Hola belleza, acabo de ver este post tuyo y estoy muy preocupado porque me acabo de dar cuenta que te faltó una comunidad muy importante y que un día fue la más represantiva de venezuela (creo que tengo que buscar otras formas de hacerle publicidad) TuBarranco.com te invito a conocerla. Alomejor te gusta y en caso de no ser así me gustaría saber por qué. Saludos.