martes, 25 de marzo de 2008

Comunidades de intereses (III) Lectores, Libros y Escritores

Si me estás leyendo en este momento quiere decir que, tú al igual que yo, llevas una vida que mínimo es doble. Es decir, estás aquí con los ojos puestos en la pantalla, seguramente ya has surfeado por el ciberinfinito o vas a hacerlo, quizás trabajas con Internet, te entretienes o tal vez investigas algo e Web.


El asunto es que ya tu vida de carne y hueso está tan correlacionada con lo virtual que tienes, por gusto o necesidad, que reflejar casi todo en la Red ¿Será interconectividad?

A mi me pasa así. Un poco afuera de estos impulsos digitales con los pies en tierra y otro poco acá con la mente navegando, hipervinculando. Me gusta que lo pasa en un lado se vea reflejado en el otro, que mis mundos, el digital y el de carne, coexistan armónica y útilmente.
Uno de los mejores ejemplos de coexistencia armónica y útil son las redes sociales que giran en torno a un interés en específico, por ejemplo las de lectores. Sitios para los amantes de los libros. El interés que me convoca en esta entrada de hoy es la lectura. Siempre me ha gustado leer; escribir fue una consecuencia natural, pero leer… ¡leer es vital!
Investigando sobre este interés encontré un sitio que me pareció interesantísimo, se llama Mi Literaturas! una “plataforma para hacer amigos con intereses literarios.”
Este sitio se planta bien serio de entrada brindando entrevistas en castellano de escritores reconocidos. Yo me encontré con una interesante entrevista llamada "Las pantallas nos han derrotado" de Phiilip Roth.
Mi Literaturas! es una red social de contactos personales entre lectores, escritores, editores , educadores, medios de comunicación especializados y en general con todas aquellas personas que quieran compartir información, conocimiento y conversaciones con otros miembros que tienen intereses literarios en español. Esta red está dedicada al mundo de los libros y es una iniciativa de la publicación española Literaturas.com, la revista digital abre sus ventanas a los lectores, a los amigos de la literatura y crea su propia red social.” Más claro no canta un gallo, y yo creo que estaré abriendo mi perfil a ver qué tal.
En este sitio me acabo de encontrar con este valioso material para quien esté interesado en Redes Sociales. Se llama El Poder de las Redes: Manual ilustrado para personas, colectivos y empresas abocados al ciberactivismo de David de Ugarte.
Mi actual red de lectores es Goodreads cuyo slogan reza “Obtén recomendaciones sobre libros de gente que conoces”.
Se trata de un sitio Web donde organizar libros. Los miembros se registran, crean un perfil y van agregando a sus “repisas” los libros leídos, los que se están leyendo, los que se quieren leer. A los libros se los valora con el típico método de las estrellitas y se les pueden escribir reseñas –el aspecto que más me gusta a mi–.
Reseñas de verdad, donde gente que sí ha leído el libro opina qué le pareció sin estar sujeta a que le pagan por reseñarlo y hay que venderlo.
Me he llevado cada chasco con las reseñas de revistas, contraportadas y librerías que debería darles vergüenza tanta hipocresía y mentira sólo para vender.
Si eres de esas personas que te gusta mucho leer pero no tienes con quién comentarlo pero te mueres de ganas de soltar lo que piensas a penas terminas el libro, este tipo de redes sociales son especialmente para ti.
Toda esta información puede compartirse con una red de contactos, constituida por amigos de carne y hueso o por nuevos conocidos en el sitio. Estos contactos a su vez pueden comentar e interactuar con toda la información que uno les ponga al alcance. Además hay grupos internos que se forman alrededor de temas específicos y se organizan foros, lecturas e intercambios.
A cada título puede agregársele un buena cantidad de información, que para mi tiene más una función nostálgica-ornamental que cualquier otra cosa, como: añadirles etiquetas, introducir la fecha de compra, si fue un regalo y quien te lo regaló, o quien te lo recomendó, el precio, la fecha en que lo leíste, añadir comentarios que sólo puedes leer tú y recomendárselo a otras personas.
Goodreads comenzó bastante humilde pero cada día se agregan nuevas mejoras. Una de las que espero es su interfaz en español.
Los libros en cuestión se pueden añadir buscando en su base de datos, o en la de Amazon –están asociados–, o uno mismo puede agregarlo, si y sólo si el libro no está incluido ya, cosa que es muy raro.
Otra cosa que me encanta es cuando puedo exportar la red y meterla dentro de otra. Tengo el respectivo widget de Goodreads que me sirve de vitrina acá en el Blog.
Otro sitio similar a Goodreads es aNobbi. Tengo mi perfil allí pero no logró atraparme. A diferencia de Goodreads, aNobbi funciona con API y esto fascina a los usuarios creativos que desean personalizarlo todo. (Goodreads está trabajando en agregar este software).
También, diferente a Goodreads, aNobbi tiene una función en la que uno puede indicar en qué estado de lectura tienes al libro, un poco minucioso para mi, pero interesante. Además en aNobbi se pueden intercambiar y vender los libros. aNobbi sí tiene su versión en castellano, un pelín chucuta, pero allí va.
Tanto en uno como en otro se puede comparar gustos con tus contactos o conocer a las personas que tengan los mismos libros que uno, y si se quiere añadirlos como contactos.
Gracias al enriquecedor comentario de Pepe -un valioso amigo de Goodreads- agrego a esta entrada otro sitio donde se pueden "catalogar en línea" los libros. Se llama LibraryThing (creada en 2006) que también tiene su versión en castellano. Según he leído en su portal, ésta de todas las otras redes, es la única que cobra por brindar sus servicios de catálogo. Se puede abrir una cuenta gratuita para catalogar hasta 200 libros de allí en adelante hay que bajarse de la mula diez morlacos por un año y 25 para el resto de la vida ¡Tampoco piden un riñón! Humildemente describen que son diferentes porque ofrecen el sistema Dewey para organizar tu colección -la cosa es en serio pues- y un servicio que conecta nada más y nada menos que con la Biblioteca del Congreso de EUA y además con Amazon. Es decir, ésta es la sociedad que los bibliotecólogos de oficio y profesión podrían encontrar mucho más interesante que las anteriores, porque ofrece características de su interés.
¿Será sólo casualidad que Goodreads, aNobbi y LibraryThing comenzaron las tres en el 2006? Es un dato curioso con el que me encontré leyendo los About Us de cada uno. Me dio curiosidad y no conseguí la fecha de creación de Mi Literaturas!.
Pero si lo tuyo no es precisamente andar haciendo listas de tus libros como un maníaco controlador compulsivo, hacer nuevos e interesantes amigos lectores con quienes compartir y comparar opiniones, ni hacer y recibir recomendaciones. Si lo tuyo es leer y el libro en concreto y punto, ¡también hay redes sociales para ti! Una llama Bookmooch, cuyo slogan es “nueva vida para libros viejos” ¡y ya me enamoré!
Este sitio es “una comunidad para intercambiar libros usados” el único gasto, y freno en muchos casos, es que uno paga el costo por el envío por correo del libro. Pero por favor ¡son libros! Este sitio es una maravilla porque hay libros que no consigo, por lo menos en castellano, mi ejemplo favorito son los de Kurt Vonnegut.
Es sencillo anuncias los libros que tienes para intercambiar, y los que te gustaría tener. Para pedir un libro, necesitas tener al menos 1 punto. Por cada libro que ofreces para enviar te dan una décima de punto (0,1). Al enviar un libro, el que lo recibe te lo confirma y se te concede 1 punto. Existe una lista de libros por países. Hay una lista de miembros con los libros que ofrece cada uno y una larga lista de libros por temas.
“¡Libera tus libros!” es el slogan de Bookcrossing, otra sociedad Web que me recomendó otra amiga de Goodreads, basada en el intercambio de libros. El sitio cuenta con su versión en español, cosa que siempre se agradece. El movimiento internacional Bookcrossing surgió con el objetivo de convertir el mundo en una biblioteca global.
Si todavía ninguno de estos sitios te convence, si tampoco conseguir los libros es tu problema para ti, y a ti lo que te gusta es mantener una relación aséptica y pura sin seres humanos en Internet, obteniendo el mayor provecho, entonces lo tuyo es What should I read next? – algo así como ¿Y ahora qué leo? –.
Entras, introduces el autor, la obra o ambos y el sistema de búsqueda indagará en la base de datos de los libros favoritos de más de 20.000 lectores reales para sugerirte tu próximo libro, aprovechando las recomendaciones de los lectores.
Sería tan genial que todas mis redes sociales hablaran unas con otras, sacaran conclusiones de lo que mejor me conviene y luego hablaran conmigo. Por ejemplo, que Amazon viera mis reseñas en Goodreads, y entonces me hiciera recomendaciones, pero entonces si no tiene el libro, o no lo tiene en español, se comunica con Bookmooch y consigue a alguien que si lo tiene y esa persona me lo envía. ¿No sería eso el cielo? A estas alturas un argumento así ya no es de ciencia ficción ¿Se podrá algún día? ¿Pronto? ¡Ayyy qué bello es soñar!
Este post es familia de

5 comentarios:

pepesaura dijo...

Interesante recopilación, aunque falta un sitio fundamental http://www.librarything.es/, también en español y con 25,000.000 de libros catalogados. A mi juicio desaprovechado por los hispano-hablantes.

Tanto goodreads como anobii (como flickr, y cualquier aplicación web 2.0 que se precie) tienen una API en desarrollo. Ambas aplicaciones tienen muchos puntos en común. Tal vez encuentre goodreads más sólido, pero —de momento— sigo apostando por aNobii.

Nos leemos :=)

pepesaura dijo...

Ah! Por cierto: Círculo de Lectores es una empresa, radicada en España, de venta de libros por catálogo desde tiempo inmemorial. Los promotores te llevan a casa la revista cada dos meses a cambio del compromiso de comprar, al menos, un libro o un disco. Ese compromiso ha contribuído muchísimo al índice de lectores en España.

Han actuado también como editores y gestores culturales, sobre la base lógica de su interés por vender. Por vender lo que sea, añadiría yo. :)

Su página web es un intento de ampliar servicios y presencia en el mundo.

Maravilloso Desgarro dijo...

Gracias Pepe por visitar el Blog, es un honor.
También te agradezco muchísimo tus enriquecedoras intervenciones. Ya mismo modifico el post para incluir en él el sitio que haz indicado, no lo conocía, estaré mirándolo.
Entre Goodreads y aNobbi es sólo cosa de antigüedad y gustos y colores…. Realmente me da pereza comenzar una nueva vida virtual en otra sociedad. A mi gusta estar pendiente de mis sociedad, ya sabes echarle su ojito, cultivarla. Y ya con las que tengo estoy un poco full. Como Haz visto a veces me pierdo de Goodreads.
Con respecto a Circulo de Lectores, gracias por rescatar lo importante de esa organización, ojo la respeto mucho. La idea no era desmeritarla, trataré de expresarla mejor y si no lo logro voy a quitar la mención. Déjame cocinarlo un poquito.
Saludos.

Maravilloso Desgarro dijo...

Querido Pepe, listo
he modificado la entrada y definitivamente le quité ese párrafo introductorio que decía:

Supongo que el Círculo de Lectores se quedó en el aparato o nunca fue realmente un círculo de “lectores” sino un círculo de “clientes” que gastan su dinero en lo que ellos venden. Es que tuvo que llegar Web 2.0 a nuestras vidas para darnos cuentas de las sutiles diferencias que hay entre “lista de clientes” y “sociedades en torno a mismos intereses”.
Porque la verdad no estaba ilustrando el punto con ello, sino echándole tierra a quienes realmente no lo merecen.
Gracias por tu observación.

Israel dijo...

Como iniciativa me parace que lo del Círculo de Lectores pudo ser una movida noble pero que resultó en un movimiento comercial lamentable. El 80% de los libros que venían en el catálogo que traían a mi casa era penoso, mi tío (Lic. en literatura y profesor de castellano) hacia el esfuerzo de escoger alguno para no desmotivar el hábito.
A Goodreads le falta globalizarla un poco, meterle mano, lo malo de eso es que puede terminar convirtiendose en otra herramienta lamentable de ventas.
Las otras Web no las conocía, habrá que echarles un ojo.
Muy interesante tu post bebé. Creo que tienes un errorcito en el 3er párrafo, te falta un "que", kiss kiss