domingo, 7 de marzo de 2010

¿Por qué este año hay Diez nominadas al renglón mejor película en los Oscar?

Siempre nos quejamos, raramente estamos de acuerdo con las decisiones de la Academia o si quiera nos satisfacen. Sin embargo, seguro nos hemos preguntado, qué hace a una película Mejor Película o Película del año.

Erróneamente nos hemos permitido que el Oscar determine cuál es la PELICULA DEL AÑO y no la Palma de Oro de Cannes, El Oso de Oro de Berlin, El Festival de Sundance, el León de Oro de Venecia, el César de Francia, el Ariel de México, o el Goya de España.
Por esto quizás en los Oscar de este año están tanteando, están tratando de satisfacer al público y de impartir un poco de justicia. Aunque termina siendo con un sistema ridículo e injusto, que deberían eliminar de inmediato.
Mi argumento para que eliminen el sistema de puntos es el siguiente: tomemos a UP que se va a llevar Mejor Película animada como le corresponde, digamos que los votante piensan así y ponen a UP de última en el reglón de Mejor película, porque ya sabes que se lleva animada y con eso ya está bien; cuando recojan los resultados y vean que UP quedó de última eso perjudicará a la película y en general a las películas animadas porque dirán en la Academia:‘Ves? Te lo dije Animada va en animada no en Mejor película, ya lo probamos, no importa que los bohemios de Cannes le hayan dado Mejor película, ahora déjate de inventos y no vuelva s a nominar a una animada a Mejor Película.’.
¿Por qué no?, claro que sí debe haber alguna película animada que merezca Mejor película, y ninguna más que UP, pero la pones a competir con 9 películas más –no importa que al menos cuatro no tengan por qué estar allí como Up in the Air, A Serious Man, El lado ciego y Distrito 9–. Eso es una maldad con previsión y alevosía.
Con todo esto no es un invento nuevo de la Academia, resulta que en la década de los treinta y los cuarenta se nominaban 10 películas en esta categoría, y hasta se dio un caso en el que compitieron doce candidatas. Que bueno que para entonces podías encontrar diez películas de semejante calibre, de la categoría: Obra Maestra.
Pero hoy en día la cosa está bien difícil, no digo yo que las nominadas no tengan sus méritos, pero sí digo que para premiar méritos tienes a las demás categorías.
Vuelvo a preguntar qué hace a una película LA PELICULA DEL AÑO. Será su dirección, su guión, sus actuaciones, sus aspectos técnicos, la ejecución de su imaginaria estética tanto en lo escenográfico y fotográfico como en el vestuario y el maquillaje, su capacidad comercial de convocatoria y de ser redituable, la calidad emotiva a través del impacto en el público de su mensaje, la influencia de sus productores y ejecutivos…. todo junto? una parte?.
Este año la Academia mete en la categoría temáticas, géneros y tamaños tan disímiles como una súper mega producción y una independiente, una animada, dos de ciencia ficción (Avatar y Distrito 9), dos tipo la vida es bella (El lado ciego y Preciosa), dos sobre lo cínica que es la vida (Up in the air, A serious Man) una sobre la individualidad humana en medio de la guerra (The Hurt Locker) otra sobre la estupidez de la adolescencia (An Education) y una sobre el poder del cine y la imaginación sobre la injusticia de la realidad (Bastardos sin Gloria)
Otra pregunta se desprende de la decisión de la academia en cuanto al numero de candidatas para Mejor Película ¿tiene algún sentido nominar diez películas y sólo cinco directores? Y es esta situación la que muestra mayor desatino de todas.
Saben qué, mientras más pienso sobre esto más me convenzo que szólo hay dos verdaderas Obras Maestras entres las Diez candidatas y son UP y Bastardos Sin Gloria.
Up debería ser la mejor película. porque lo tiene todo, un guión espectacular, la capacidad para remover los sentimientos, redituabilidad, es en 3D, a un viejito simpático y loco, humor, un mensaje tipo la vida es bella a través de un ciclo de vida de amor y de muerte completo, y si fuese filmada con actuaciones reales hubiese tenido mejor actuación, mejor maquillaje, mejor vestuario y definitivamente mejores efectos técnicos – que sacar volando una casa no está fácil-.
Ojalá gane Up y se vayan todos con su indignación callada a casa porque nadie podría decir que esta película no se lo merece y que no nos hace felices recibiendo tal premio. Aunque mi voto fue y es para Avatar, creo que todos merecemos un lección de humildad.