martes, 18 de junio de 2013

Se busca influenciador

EN GUSTOS E INFLUENCIADORES NO HAY NADA ESCRITO.

Preguntan, ¿dónde están los influenciadores, cómo los consigo, quiénes son? Y debemos saberlo porque son el fundamento moderno del marketing de contenidos. Pero, preguntar por los influenciadores es como preguntar cuáles son tus autores, tus artistas, tus músicos preferidos; porque esos son influenciadores, y hay tantos como gustos individuales puedan exitir. Publicado en clicker360 el 18/12/12

A los influenciadores los vas a encontrar donde está tu pasión
Los influenciadores en cualquier tema o área, tienen en común su confianza en sí mismos, saben lo que hacen y por qué, se sienten cómodos haciéndolo. No tienen el objetivo de ‘influir’ sino de ‘descubrir’. Son auténticos; su persona en sí misma suele ser un concepto, porque se reinventan a sí mismos, piensan, hacen y se expresan de formas distinta al común denominador. Son personas que se inspiran en su familia, sus amigos, en el contacto directo con azar de lo que sucede en su aquí y ahora. Son personas reconocidas y respetadas en sus comunidades de intereses, su opinión genera reacción porque es valorada. Sus ideas suelen marcar pautas porque son creativas, por eso popularizan masivamente como tendencias. Los influenciadores son personas de tu comunidad de interés.[1]
Preguntamos, ¿por qué y para qué buscas un influenciador? Todo mundo quiere a un vocero que diga un ‘a mí me gusta esto’ que se riegue como la pólvora y desate una locura de consumo masivo. Esto es utopía digital que ha generado una serie de prácticas poco efectivas como pagarle a famosas figuras públicas o a usuarios con un número enorme de seguidores por publicar en sus comunidades contenidos sobre una marca a patrocinar. Esto no funciona en la vida real de esta forma, porque la práctica carece de coherencia, no hay un vínculo real entre la figura y el producto a patrocinar y la comunidad que sigue a la figura no la sigue por los productos que consume sino por lo que hace (cantar, actuar, escribir, y un amplio etc.). A parte de esto,  hoy en díalos consumidores son mucho más inteligentes, saben que las figuras públicas ‘cobran´por sus patrocinios, por lo que el que diga un ‘a mí me gusta’ o un ‘yo uso’, no es para nada garantía que en realidad use/consuma ese producto, ni mucho menos –y aún peor- de la calidad del producto.
Por lo tanto, tu no estás buscando influenciadores para tu marca, tu lo que necesitas es unProsumidor. El verdadero influenciador es el cliente o consumidor de la marca. El asunto es que al prosumidor no puedes pagarle por su lealtad, debes ganártela con  valores agregados y experiencias positivas y memorables, entonces la promoción viene sola y con garantía de calidad incluida, porque es auténtica.
El prosumidor es un usuario que incide en la decisión de compra de otros por su experiencia adquirida con la marca, es decir, conoce lo bueno y lo malo del producto y su palabra es fiable. Es una persona confiable.[2] El marketing en social media se basa en esta influencia asertiva.
Al prosumidor o embajador de tu marca lo encuentras entre tus clientes y consumidores físicos y directos y entre los fans de tus comunidades digitales. A tus clientes directos dales un excelente servicio/producto y una manera de entrar en contacto contigo a través de tus redes sociales, hazle saber que estás allí para él.  En tus comunidades digitales distingue a tus fans activos, porque ellos son los que multiplican tu mensaje, es a ellos a los que les debes tu presencia y reputación online, trátalos bien y aprovéchalos justamente.
Entre estas personas que apoyan tu marca de forma activa y voluntaria debes identificar a tus‘influenciadores clave’, aquellos que tienen más mayor ‘share of voice’. Una vez que conoces a tus influenciadores clave, debes segmentarlos según el lugar donde se encuentran, sus intereses y su audiencia, para decidir qué estrategia usar para cada objetivo que te plantees.
Como ves se trata de una inversión de tiempo, estudio e interés más que de dinero. El negocio de la influencia es la pasión que sientes por lo que haces, y el camino fácil, el de los números y el dinero no es la vía correcta.

[1] Influencers. How trenes & creativity becomes contagious. David Johnson & Paul Rojanathara.
[2] Influenciadores de compra. Francisco Véliz Fadic