miércoles, 6 de mayo de 2009

Un discurso universal

Publicado en mi Facebook el el miércoles, 25 de febrero de 2009 a las 19:12

¿Vieron/Escucharon el discurso de Obama? ¡Yo quiero ser como Jon Favreau (y Casciari) cuando sea grande

Obama comenzó su discurso frente las dos cámaras del Congreso diciendo “Estoy aquí esta noche no sólo para dirigirme a las distinguidas damas y caballeros en este gran recinto, sino para hablar directa y francamente con los hombres y mujeres que nos trajeron aquí.”, sobre esos hombres y mujeres comentó que “No necesitan escuchar otra lista de datos para saber que nuestra economía se encuentra en crisis, porque la viven todos los días.”



En una galaxia muy muy lejana el presidente venezolano recién acaba de aceptar que hay una crisis en el mundo –luego de ganar su reelección indefinida– y que puede, quizás, afectar al pueblo que votó que sí a su propuesta de reelección indefinida.

Pero antes de que ocurriera el milagro de la aceptación el mandatario criollo nos decía cuánto había en las reservas del Banco Central –un número compuesto de pasivos– y cómo la crisis NO nos “afectaría”.

Es curioso que use el verbo en futuro. ¿afectarnos “más”, querrá decir? porque acá el venezolano está en crisis desde hace al menos, por la medida bajita, unos cinco años desde que comenzó la feria del desabastecimiento con el festival de la inflación –sin abordar otros temas críticos como educación, salud, salarios, seguridad, vivienda, transporte.. etc. etc. etc–; pero para Chávez eso no existe, estamos todos bien, su gestión de 10 años y el Socialismo del Siglo XXI están a máxima revolución…

De regreso, al presente, en los Estados Unidos, donde los discursos presidenciales pueden ser considerados como un género literario, porque han calado en la conciencia colectiva con frases que resumen el espíritu americano, el discurso Obama, partió de una premisa tan clara como que él sabe, reconoce, admite, y declara que su nación está comiéndose las verdes, no lo niega, no lo tapa, no se sube sobre eso para hacer proselitismo, lo afirma como el primer problema a resolver en su plan de gobierno y dice:

“Es el empleo que pensaron que tendrían hasta jubilarse, pero que ahora han perdido; el negocio con el que soñaron y que ahora pende de un hilo; la carta de aceptación a la universidad que su hijo tuvo que volver a guardar en el sobre. El impacto de esta recesión es real y está por todas partes.”

Allí estaba Obama anoche, en CNN en vivo con traducción simultánea y yo sin quererlo, sin estar conscientemente interesada, terminé escuchándolo completo de cabo a rabo, sin aburrirme, sin aborrecerlo, más bien maravillada y admirada de lo que decía, tanto que me provocaba pararme a aplaudir como hacía su público en el Congreso.

¿Y gracias a quién me conquistó el negrito de moda?

Gracias al negro de Obama, al fantasma del presidente electo de Estados Unidos..

A Jon Favreau, quien no es el mismo Jon Favreau escritor, actor y director de IronMan, ojito. Se trata del jefe de Adam Frankel y Ben Rhodes, componentes del equipo de redactores responsables de los discursos de Barack Obama.


Favreau, influenciado por sus RocksStars: Robert Kennedy, J.F.K. y Martin Luther King; es el genio que aporta lirismo al discurso político de Obama y anoche puso en la voz del presidente norteamericano la frase del momento: “Reconstruiremos, nos recuperaremos, y Estados Unidos saldrá de esto más fuerte que nunca.”

¡Y súbanse a la naves que nos vamos contra los extraterrestres ya! ¡¡¡¡Y es que parecía guión de cine!!!! ¡Este discurso quedó mejor que el de Día de la Independencia!

Un discurso así no lo han dado ni en películas y Obama fue un hábil, simpático, emotivo y empático orador.

La teoría del escritor de discursos más joven que haya trabajado nunca en la Casa Blanca, con sólo 27 añitos, es que un discurso puede ensanchar el círculo de personas a quien le importa un tema:

“Reconstruiremos, nos recuperaremos, y Estados Unidos saldrá de esto más fuerte que nunca.” Así arrancó un discurso que duró una hora cuando mucho, en el que el presidente norteamericano promulgó la esperanza partiendo del reconocimiento de la realidad tangible.

¿Y cuál es la respuesta de Obama a la crisis? ¡Educación!

¿La de Chávez? ¿Qué crisis? ¡no hay crisis!

Luego el presidente americano admite señalándose a sí mismo que no han asumido sus responsabilidades como deberían en los últimos años y de allí se arrancó con la mejor halada de orejas que un padre recto le puede dar a sus hijos –y aquí viene algo que nos compete a los venezolanos que no estamos ni estaremos en crisis–: “Sabemos desde hace décadas que nuestra supervivencia depende de encontrar nuevas fuentes de energía Sin embargo, importamos más petróleo ahora que nunca antes.”.

¿Quiere alguien decirme de qué va a vivir Venezuela si Estados Unidos consigue esas formas de energía alternativas?¿Vamos a exportar misiones, malandros o campañas presidenciales de tercer mundo?

¿Cuál es la respuesta de Obama al problema? Ley para la Recuperación y Reinversión para evitar la pérdida de más empleos “Y hemos creado una nueva página web llamada recovery.gov para que todos los estadounidenses puedan saber cómo y dónde se gasta su dinero.”

¿La de Chávez? Misiones ¿Cuándo fue la última vez que el gobierno bolivariano entregó cuentas? cricricricricricri…cricri

¿Qué responde Obama a los errores de sus predecesores pasados? “…sé que en épocas de crisis, no podemos darnos el lujo de gobernar con ira o hacer concesiones a la politiquería del momento. Mi trabajo, nuestro trabajo, es resolver el problema.”

¿Qué responde Chávez? Patria, socialismo o muerte.

En su discurso Obama declaró que “invertirá en tres sectores que son absolutamente cruciales para nuestro futuro económico: energía, cuidados de salud y educación.” Y fue enfático en no aceptar “…un futuro en el que los empleos y las industrias del futuro se originen al otro lado de nuestras fronteras…”.

¿Cuál es el futuro de Venezuela si el petróleo es sustituido como principal fuente de energía en Estados Unidos y posteriormente en el mundo? cricricricricricricri…cricri

El objetivo del presidente norteamericano es “…transformar realmente nuestra economía, para resguardar nuestra seguridad y salvar a nuestro planeta de los estragos del cambio climático, es necesario que a fin de cuentas hagamos de la energía renovable y no contaminante el tipo lucrativo de energía [como energía eólica, la energía solar, biocombustibles avanzados, carbón no contaminante y más autos y camiones de consumo eficiente de combustible, construidos en Estados Unidos]. Por lo tanto, le pido a este Congreso que me remita legislación que imponga un límite basado en el mercado para la contaminación derivada del carbono y que impulse la producción de más energía renovable en Estados Unidos.”

¿Y qué dijo sobre la educación? Propone una política educativa que premia el trabajo voluntario.

¿Y acá en Venezuela? ¡Gas del bueno con los estudiantes!

El punto más esperado de la noche fue sobre el presupuesto a lo que declaró Obama:

“En este presupuesto, acabaremos con programas educativos que no funcionan y con pagos directos a agroempresas grandes que no los necesitan. Eliminaremos los contratos otorgados sin licitación que han malgastado miles de millones en Irak, y reformaremos nuestro presupuesto de defensa para que no paguemos por armamento de la época de la Guerra Fría que no usamos. Eliminaremos el despilfarro, fraude y abuso en nuestro programa de Medicare que no mejore la salud de las personas mayores, y devolveremos un sentido de equidad y equilibrio a nuestro código tributario acabando por fin con los recortes tributarios a corporaciones que envían nuestros empleos al extranjero.”

No puedo poner ninguna respuesta nacional porque hasta donde sé a nosotros en Venezuela no se nos ha informado de ningún presupuesto que no cubra algo más además de las misiones.

No sé cuánto se otorga a ciencia, tecnología e investigación, ni cuánto a salud que no lleve el nombre de Barrio adentro, ni de educación que no hable de una reforma de un pensum que gire en torno al adoctrinamiento.

Hasta ahora sabemos que tenemos menos acceso a dólares para viajar y comprar y todos esperamos aterrados un aumento en impuestos y la gran devaluación.

Mientras que Chávez ha estado loquito por meterse a alguna guerra, así sea jugando Risk, Obama anunció que “Estamos examinando detenidamente nuestra política en ambas guerras (Irak y Afganistán), y pronto anunciaré un camino a seguir en Irak que deje a Irak en manos de su pueblo y acabe con esta guerra de forma responsable.”

Obama no quiere más guerra pero afirmó en cuanto al terrorismo que no permitirá “…que los terroristas confabulen contra el pueblo estadounidense desde refugios al otro lado del mundo.”

“Para hacerle frente a los desafíos del siglo XXI –desde el terrorismo hasta la proliferación nuclear; desde las enfermedades pandémicas hasta las amenazas cibernéticas y la pobreza agobiante– afianzaremos viejas alianzas, forjaremos nuevas y usaremos todos los elementos de nuestro poder nacional.”

En Venezuela se tienen algunos pocos pero resaltantes presos políticos sin juicio y sin esperanzas cercanas de salir de sus celdas; Obama por su parte ordenó cerrar el centro de detención de la Bahía de Guantánamo.

Yo sé que esta comparación es desproporcionada, pero supongo que todo comienza en alguna parte y con pocos individuos… No se debería permitir ni un solo preso sin juicio justo en ninguna parte del mundo.

Finalmente Obama cerró su discurso, de sólo 8 páginas, citando emotivos ejemplos de ciudadanos de su país que luchan a su manera contra sus propias crisis, culminado así un mensaje positivo de esperanza alentadora.

Yo espero que no sólo los norteamericanos puedan decir de sí mismos “No somos de los que se dan por vencidos” sino que los venezolanos, y en si, el resto del mundo pueda no sólo afirmarlo sino demostrarlo; porque la verdad si leen los puntos objetivos del discurso de Obama seguro estarán de acuerdo en que eso mismo es lo que todos queremos que nos diga cada gobernante en cada país.