viernes, 8 de abril de 2011

Cuna de Gato

Cuna de GatoCuna de Gato by Kurt Vonnegut


My rating: 4 of 5 stars


Lo digo y lo repito el orden de los factores altera el producto, lo mismo que el lector altera el libro y viceversa cada vez que se encuentran: Mi quinta novela de Vonnegut.


Galápagos, Matadero Nº5 y Cuna de Gato se desarrollan en distopías enmarcadas en una pretextual ciencia ficción que sólo nos sirve de telón de fondo como para decir ‘cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia’; para que los muy sensibles no se preocupen tanto, porque después de todo: todo es ficción.

Cuna de Gato es la cuarta novela que escribió Vonnegut (1963) y lo que se puede leer de ella en las sinopsis disponibles es más que suficiente para describirla: se burla de todo.

Vonnegut ajusticia en su novela a la Ciencia/científicos, la Religión/profetas-fieles, la Política/gobiernos y a la Sociedad/familia, en ese orden, ni el perro se salva. Así que si cargas alguna rencilla contra todo lo que respire ésta novela te hará sentir satisfecho.

Kurt muestra una disposición por narrar terribles dramas a través de la sátira o la parodia utilizando como recursos todas las variantes posibles del humor negro como la ironía, el sarcasmo y el cinismo, para comunicar, transgredir y denunciar la crueldad y barbarie, que después de todo nos caracterizan como sociedad y que acabarán tarde o temprano con lo que conocemos como humanidad.

Luego de lo anterior podría parecer que estoy declarando al autor como nihilista, siendo ésta novela a la que podría adjudicársele con más facilidad el epíteto.

¿Es Murphy un nihilista por haber postulado aquello de que todo lo que pueda salir mal saldrá mal? Porque Vonnegut en Cuna de Gato sencillamente lleva al límite esta ley.

Unos ven en las novelas de Kurt un manifiesto de carencia de confianza en la humanidad; mientras yo veo una sensibilidad inteligente, empática y generosa capaz de reírse de las atrocidades y de la infinita estupidez de las que es capaz el hombre. Y al mismo tiempo con cada chiste cruel advertirnos… sólo advertirnos.

El autor no predica que la vida no tenga sentido ni significado; predica que sus personajes en sus mundos, que da la casualidad se parecen a nuestro mundo, son incapaces de respetar la vida proyectándose en progresión geométrica a sus propios abismos, que no tienen por qué ser siempre la nada.

En este momento es la biografía de Vonnegut la que ocupa mi interés; puesto que en cada novela hay un registro de lo que a él mismo le tocó vivir. Matadero Nº5 por ejemplo es seudoautobiográfica.

Después de sobrevivir al bombardeo de Dresde debe quedarte trastocada tu visión del mundo. Todo sobreviviente se ha ganado el derecho a réplica y crítica, por más feroz que esta sea. Vonnegut se ganó más que sobradamente el derecho a mofarse de la guerra, de la destrucción del ambiente y de la deshumanización en general.

View all my reviews