martes, 27 de agosto de 2013

Hiperconectividad vs Superconectores

Muchos amigos pero pocas relaciones de valor: ésa es la tendencia de la hiperconectividad digital que muestran los números de contactos en las redes sociales.

Este panorama abre un nuevo horizonte para los relacionistas públicos, quienes pueden convertirse en “superconectores”.
Shane Snow –no, no es pariente de John Snow- es un escritor de tecnología que ha colaborado conWired, Fast Company, Mashable, Poynter  y Gizmodo, entre otros. También es cofundador de  Contently.com, un sitio que proporciona herramientas y conexiones para periodistas y curadores de contenido patrocinado de calidad.
La última publicación de Snow es The Rise Of The Superconnector, donde comenta de una forma muy humana cómo las redes sociales muestran una exagerada hiperconectividad que no tiene realmente un valor potencial de relación. Mientras que hoy en día la interacción está basada en algoritmos, la norma antes eran apretones de manos, conversaciones, sonrisas y encuentros de puntos en común entre las personas de cuerpo presente.
En este sentido, y tomando su propia experiencia como ejemplo, Shane Snow considera que actualmente existe un nicho de mercado emergente para aquellas personas que conocen a otras personas: la oportunidad está en aquellos que encuentran la forma de ponerlas en contacto. Yo eso lo llamo Relaciones Públicas, pero Snow lo llama “superconectores”.
Los superconectores son aquellas personas, “simples mortales” escribe Snow,  que tienen la posibilidad, el poder y el talento para abrir puertas usualmente inalcanzables y establecer relaciones de negocio y crear socios comerciales basándose en la generosidad.
En su artículo, Snow promueve el trabajo de Scott Gerber, fundador del Consejo de Jóvenes Empresarios, quien le indica que su labor se basa no en saber qué beneficio obtener de las empresas sino qué puede hacer él por las personas.
Escribe Snow: “Lo más importante es que a través de esta mezcla de personas diferentes e ideas de esquinas opuestas del mundo se produce la innovación transformadora.”
Asegura Snow que establecer relaciones reales y de valor, persona a persona, evita que caigamos en las garras inescrupulosas de los gurús, genios, expertos y ninjas –todos autodenominados y graduados en sí mismos- que pululan en las redes sociales.  No puedo estar más de acuerdo.
Considero que, sin tener que dedicarnos a las Relaciones Públicas, todos somossuperconectores de una forma y otra. En nuestra familia, con nuestros amigos y colegas siempre estamos presentando nuevas personas entre sí, a veces con la expresa intención de que se conozcan porque intuimos o sabemos que se van a cambiar la vida. Así que, ¡vamos a explotar esas relaciones, vamos a ser generosos y apretar más manos que hacer follows!
Publicado en clicker360 el 22/04/13