martes, 3 de septiembre de 2013

Innovación cautelosa: Stealthstorm

¿Qué pasa cuando tienes una idea brillante? ¿Esa idea que te hace pensar “WOW me volé la barda y ahora cómo le hago para llevarla a cabo”? Es entonces cuando se la comentas a alguien y te dice que estás loco, que no es factible, que no tiene un fin útil, que no se puede implementar, etc  ¿Qué haces entonces?¿Dejar de innovar? ¡Jamás!

Una vez tuve una idea alocadísima: me imaginé poder ver fotos en una pequeña pantalla. Se lo comenté a un par de personas y les pareció increíble, se lo comenté a alguien relacionado con tecnología y me puso mil peros y luego tuve que regresar a ocuparme de mi vida. Como cuatro años después estaban a la venta los álbumes digitales. No me adjudico la idea, seguro se le ocurrió a un japonés, a un chino y a un norteamericano mucho antes que a mí, pero me quedó la lección: no sueltes tus grandes ideas a cualquiera y no las dejes ir sin haberlas visto materializadas por ti o gracias a ti.
Resulta que Paddy Miller y Thomas Wedell-Wedellsborg, profesores de IESE Business School y autores del libro Innovación as Usual, están de acuerdo en eso de no soltar a la idea. Ellos explican cuáles son los obstáculos y riesgos a vencer cuando se trata de innovar.
La idea sólo tiene una oportunidad para ser presentada ante aquellos que pueden facilitar su ejecución, por lo que se debe apostar todo a la exposición temprana y a las primeras impresiones. A razón de lo anterior Miller y Wedell-Wedellsborg proponen actuar con sigilo: “innovar bajo el radar” o Stealthstorm.
Stealthstorm quiere decir que te tomes el tiempo suficiente para fortalecer tu idea, documentarte, desarrollar el concepto y el servicio, acumular evidencia y ganar aliados para que cuando esté lista para el debut esa gran idea sea irresistible.
El Stealthstorm o innovación cautelosa implica superar cuatro retos que describe el libroInnovation as Usual:
  • Aliados: no busques apoyo de personas en puestos sobre el tuyo, busca personas en puestos medios en otros departamentos, personas que conozcas bien, considerando los incentivos y aproximándote a través de la solicitud de un consejo, porque:
    • Son accesibles
    • Entienden (o al menos hay mayor posibilidad de que lo hagan)
    • Dan más opciones
  • Pon a prueba tu idea. No vas a querer que en la gran presentación resulte ser un fraude.
  • Accede a fondos y recursos mediante:
    • Patrocinadores
    • Presupuestos operativos
    • Tiempos de otra personas
    • Trueque
  • Crea una historia tapadera: no querrás que te atrapen haciendo Stealthstorm o innovando a escondidas infraganti, por lo que necesitas una coartada para todo ese tiempo que estás invirtiendo en “algo”.
Recuerda que el Stealthstorm no es aplicable a todos los proyectos. Debes evaluar concienzudamente si tu idea es de interés para la empresa, sobre todo si estás usando su tiempo y recursos, para evitar posible problemas legales y éticos.
Keep Calm and Stealthstorm
Publicado en clicker360 el 22/04/13